Os voy a contar algunos "secretillos" de mi grupo de alumnos. Espero que a ellos no les importe.
Una de las primeras características que tiene esta clase es que está formada por más chicas que chicos.

Cuando me hice cargo de esta tutoría, echaba de menos los alumnos anteriores, pero ahora les tengo mucho cariño, creo que ya se van dando cuenta. Me gustaría que fueran más extrovertidos, intervinieran más en el aula y tuvieran más confianza conmigo, pero todos son buenas personas.

Tengo un problema con ellos a la hora de ubicarlos en el aula, no sé donde poner a las "marujas".
Os explicaré de donde viene este término. Hay un grupo de chicas a las que les encanta hablar de sus cosas, de las de "otras", de las modas, de lo que pasará hoy, de lo que pasará mañana... Por eso, un profesor que las estima bastante, les colocó este calificativo, sin ánimo de hacerles daño, y ellas lo han aceptado estupendamente.

Me gustaría que supieran que quiero a todos por igual, no porque llame más a unos que a otros es por preferencia, a veces es porque no me gusta que pierdan el tiempo en los recados si es que no han terminado sus trabajos.

Otro día contaré otras cosillas.